Recursos vs Esbirro vs Persona

Una de las cosas que mas me enfadan cuando participo en la transformación Agile de una compañía es el trato hacia las personas. Siempre hago hincapié en el Primer valor que aparece en el Manifiesto Agile:

Personas e interacciones sobre procesos y herramientas.

La realidad que nos encontramos en muchas empresas es que este valor se convierte en el siguiente.

Recursos e interacciones sobre procesos y herramientas.

Se que la gente que trabaja en las empresas no hacen esto con mala intención. Simplemente es la inercia que tienen. Pero se refieren constantemente a las personas como recursos. Necesitamos contratar mas recursos, pues cambiamos los recursos del equipo, etc. Esto me hace reflexionar sobre el uso de esta persona y me da una aproximación que suelo utilizar.

Recurso (Humano)

A veces resulto muy pesado cuando insisto en que no se llame recurso a las personas que trabajan en nuestra empresa. Esto viene directamente de la organización que tenemos en nuestra empresa, empezando por el departamento de Recursos Humanos. Vamos a profundizar en el concepto “Recurso” Humano.

Esta expresión es muy apropiada en algunos casos. Si consideramos que un ser humano puede ser partido en trozos y cumplir funciones específicas como si fueran objetos inanimados podrías hablar perfectamente de recursos. Veamos un ejemplo.

Víctor tiene una empresa. Su empresa, Frankenstein S.A. se dedica a animar seres humanos a partir de trozos de otros seres humanos fallecidos. Literalmente Frankenstein S.A. utiliza recursos humanos, Brazos, piernas, cabezas, etc. En este caso es apropiado usar el término Recurso para referirnos a las personas.

Esbirro

Al principio, cuando la gente habla de recursos para referirse a personas les cortaba constantemente para decirles que son personas. Una y otra vez. Recientemente probé otra cosa mas irónica, en clave de humor. Para conseguir que las empresas que se refieren a las personas como recursos les digo que usen un término intermedio. Por ejemplo Esbirro o secuaz. Este término no es el más adecuado, incluso hay gente que lo toma como algo ofensivo. Pero veamos la definición de esbirro que nos ofrece la RAE.

esbirro, rra.

Del it. sbirro.

  1. m. Oficial inferior de justicia que se encargaba de prender a los delincuentes.

  2. m. y f. despect. Persona que ejecuta las órdenes de otra o de una autoridad, especialmente si para ello debe emplear la violencia.

  3. m. y f. despect. Persona que sigue servilmente a otra por dinero o por interés.

Evidentemente la definición 1 y 2 no aplica en un entorno de trabajo. Sin embargo la número 3 puede ser muy apropiada en algunos casos. Lo bueno de utilizar la palabra esbirro en vez de recurso es que al menos ya hemos ganado algo. La definición de esbirro tiene la palabra persona contenida en su definición.

Además pensar como queda el manifiesto cuando usamos esta palabra:

Esbirro e interacciones sobre procesos y herramientas.

¿Mucho mejor verdad? Podemos ver ejemplos de cómo tratar a esbirros frente a recursos y ya hay una mejoría. Por ejemplo, Gru tiene esbirros (minions en inglés), y aunque son sus “secuaces” los trata como seres vivos, no como recursos. De hecho hasta les trata por su propio nombre, llega incluso a importarles y pedirles disculpas cuando se equivoca… Con esto algo hemos ganado.

Personas

Aquí ya venimos al manifiesto en su definición original. Con su potencia real. Cuando tratamos a alguien como una persona estamos dándole mucho mas de lo que creemos. No es solo una cuestión de respeto. Le consideramos un igual. Le tratamos con educación, asumimos que se puede equivocar, que tiene un contexto de pensamientos y sentimientos únicos que no conocemos apriori, etc. Además hay un punto que muchas veces perdemos cuando usamos recursos o esbirros, las personas tienen ideas, y muchas veces, esas ideas son muy buenas, incluso mejores que las nuestras.

Además tratando a los demás como personas conseguimos que también nos vean a nosotros como personas no como jefes. Que vean que nos importan los demás, que no solo trabajamos con los demás por interés.

Lo mejor de todo esto es que todos somos capaces de dejar de hablar de recursos y acabar hablando de personas, aunque por el camino hablemos de esbirros.

Y vosotros, ¿qué término usáis en vuestra empresa para hablar de personas?